Optimismo Radical, un proyecto de Marco Maggi

Octubre 20 a Diciembre 17 de 2011

«Optimismo Radical» es una construcción que comienza en el atrio de entrada con una enorme columna de más de 10 metros de altura forrada con Post-its de color amarillo. A partir de este “faro” se desarrolla un plano laberintico hecho de resmas de papel ubicadas directamente sobre el piso de la planta principal, una construcción rigurosa y llena de dudas, acentuada en la pared de fondo por una composición de sobres blancos.

Las rutas por recorrer nos plantean varias preguntas: ¿A dónde nos llevan estas calles, estas avenidas?, ¿cómo funciona el laberinto?, ¿serán los cimientos de una edificación que nunca se consolidó?

Hay un sentido ritual al entrar en esta “construcción” que nos mantiene misteriosamente dentro del camino, doblando esquinas, dando vueltas, evitando saltar las resmas, la vía más corta; hay un respeto por el límite marcado y desorientación ante los múltiples silencios blancos que subrayan, aún más, las avenidas de color y nos marcan de nuevo la incierta ruta.

Hay una impecable transición de la gran escala al mínimo detalle. Hay un léxico en este idioma que es sereno y silencioso, vocabulario compuesto por materiales cotidianos de oficina.

Es un enigma la narrativa de las incisiones sobre cartulinas de colores que rematan muchas de las resmas de papel. Son una filigrana de dobleces curvilíneos y rectilíneos que sugieren majestuosas maquetas arquitectónicas, plataformas obsesivas que invitan al difícil ejercicio de detenerse y observar sin opinar.

El artista dice: «Cuando entiendo: hablo, cuando entiendo menos: escribo, cuando no entiendo nada: dibujo o corto papelitos», y agrega: «Todas mis esperanzas están relacionadas con escándalos lentos o mutaciones imperceptibles. Mi única meta es hacer visible el tiempo en un mundo donde prestar atención resulta cursi y la delicadeza es considerada como una actividad subversiva».

Las dudas de Marco Maggi, con su inmensa claridad, nos sumergen en la incertidumbre.

 

Guillermo Ovalle