Sujetos, un proyecto de Santiago Leal

Junio 30 a Julio 23 de 2011

¿Quiénes son estos mil hombres? Ellos son, desde el hombre del común hasta el ideal objeto del deseo que pocos alcanzan; figuras organizadas en cuatro secciones que representan la pluralidad masculina.

Dibujo masivo que el visitante puede penetrar y recorrer activando planos de luz y sombra inesperados, experimentando en su interior otra dimensión. Los perfiles en tinta, en trazos gestuales que definen o abstraen la anatomía de la figuras se suman o restan con el movimiento, creando una composición llena de contrapuntos de gran dinamismo.

Tras el penetrable hay investigación y trabajo. Obsesión por el cuerpo masculino, observación y selección, agrupación, elección. Leal se vale de las figuras icónicas de la historia del arte o de la industria porno equilibrando así un espacio democrático en donde caben todos. Una zona para recorridos efímeros y fugaces, que segmenta la percepción de los sentidos, los sentimientos, el sedimento que deja el recuerdo.

Sin duda, es una confrontación sobre un tema de identidad personal, acallado e ignorado socialmente por mucho tiempo.

Guillermo Ovalle

Sujetos, colgantes, suspendidos. Se trata de un dibujo masivo de cuatro metros de altura (6x6x4) compuesto de perfiles cortados en papel transparente que penden de una tensada malla de alambre. El visitante puede penetrar y recorrer el espacio interior, caminar entre estas mil figuras activando planos de luz y sombra inesperados experimentando en su interior otra dimensión.

Los dibujos en tinta, perfiles en trazos gestuales que definen o abstraen la anatomía de las figuras se suman o restan con el movimiento, configurando una composición llena de contrapuntos de gran dinamismo.

Tras el penetrable hay investigación y trabajo. Obsesión por el cuerpo masculino, observación y selección, agrupación, elección. Leal se vale de las figuras icónicas de la historia del arte o de la industria porno equilibrando así un espacio democrático en donde caben todos. Una zona para recorridos efímeros y fugaces, que segmenta la percepción de los sentidos, los sentimientos, el sedimento que deja el recuerdo.

Hay dos frases alusivas de neón, un grupo de dibujos entre cajas lumínicas y varios escapularios con imágenes de desnudos que complementan el penetrable.

Sin duda, Santiago Leal nos confronta cara a cara con un tema de identidad personal ignorado socialmente por mucho tiempo.